Construya un Fondo de Emergencia a Toda Prueba

Construya un Fondo de Emergencia a Toda Prueba

Vea cómo balancear estas dos prioridades financieras importantes.

Su coche se descompuso, su perro necesita una cirugía menor pero costosa, su computadora portátil se rompió, el costo de los servicios básicos es más alto de lo esperado. Ah, y actualmente se encuentra desempleado. Cuando llueve, diluvia. ¿Qué puede hacer? Con suerte, usted está leyendo este artículo antes de que estas cosas lo abrumen. La mejor defensa financiera es una buena ofensiva. Continúe leyendo para saber cómo enfrentar los obstáculos en el camino financiero, aprovechando estos fáciles consejos de ahorro. Por supuesto, si usted no está preparado, todavía hay una solución.

Ahorre por lo menos para tres meses de gastos.

¿Tiene ahorrados al menos de tres a seis meses de sus gastos básicos en un fondo especial para emergencias?

Si ocurre un imprevisto financiero (por ejemplo: pierde su empleo), este fondo cubrirá sus necesidades como vivienda, transporte y alimentación, así como una cantidad razonable para otros gastos.

Tres meses es el mínimo recomendado, pero mucha gente amplía esta meta de ahorro a seis o incluso a nueve meses de gastos básicos. De esta manera, se pueden cubrir las cuentas si viene otro giro inesperado (se descompone su auto mientras está sin empleo o se tarda más de lo esperado en encontrar un nuevo trabajo).

Otra forma de calcular la cantidad de dinero para emergencias que necesitará, es utilizando esta calculadora de fondos de emergencia en el centro de aprendizaje de State Farm.

Encuentre nuevas maneras de reducir costos y de ganar dinero adicional.

Hay dos cosas claves que usted puede hacer para construir su fondo de emergencia: recortar gastos mensuales superfluos y generar ingresos adicionales.

Imaginemos que su objetivo es ahorrar $600 mensuales. Usted probablemente puede encontrar maneras de reducir sus gastos hasta $300 al mes, por ejemplo, eliminando la televisión por cable, saliendo a comer con menor frecuencia y buscando seguros más baratos. Después, puede conseguir un trabajo de diseño gráfico independiente, trabajar algunos turnos de mesero, o trabajar como niñera para una familia vecina. Estos trabajos pueden generarle otros $300 al mes.

¡Ya está! Ha alcanzado su meta de ahorro. Su futuro “yo” se lo agradecerá.

Asegúrese de que su fondo de emergencia esté fuera de alcance.

Ya tiene todo ese dinero adicional que ha ahorrado con mucho trabajo. ¿Mantiene este fondo de emergencia en su cuenta de cheques? ¡No! Si lo hace, hay una gran posibilidad de que el dinero extra se vaya como arena entre sus dedos.

Para proteger su fondo de emergencia, deposítelo en una cuenta de ahorro designada específicamente para este propósito. Usted querrá que su fondo de emergencia se mantenga en una cuenta especial que está destinada únicamente para emergencias.

Usted también necesitará una definición clara de lo que constituye una emergencia y lo que no. Si un gasto es realmente inesperado, como una gotera en el techo o la descompostura de un automóvil, entonces el evento se considera una emergencia, pero si es un gasto predecible, debe planificar por adelantado. Si sabe que el costo de suministros se incrementará en invierno debido a que su calentador estará siempre encendido, empiece a ahorrar para esto en la primavera o el verano. Mientras más pueda ahorrar por adelantado para los gastos anuales o trimestrales, es menos probable que necesite utilizar su fondo de emergencia para cubrirlos.

Tome medidas extremas si la emergencia financiera está sucediendo ahora.

Si en la actualidad se encuentra en medio de una crisis financiera personal y no tiene las reservas de efectivo para resolverla, hay algunas cosas que puede hacer. Primero, respire. Va a estar bien, sólo navegue la tormenta con paciencia y buenas decisiones.

Después, elimine todos los costos no esenciales. Todos los gastos opcionales se tienen que interrumpir (comer en restaurantes, café para llevar, compras de zapatos). Elimine los contratos que no son esenciales, tales como televisión por cable y suscripciones a revistas. Por último, revise su casa para ver si puede vender algunos artículos para generar dinero extra, y busque formas rápidas de ganar más dinero con trabajos temporales. Haga lo que haga, no se asuste. Trate de no adquirir nuevas deudas con el uso de tarjetas de crédito (y asegúrese de pagar por lo menos los montos mínimos, si los tiene, de sus tarjetas de crédito, para no afectar negativamente su calificación crediticia).

Por último, una vez que salga de la crisis, comience a reconstruir su fondo de emergencia. Esto evitará que tenga que tomar medidas drásticas en el futuro.

At State Farm, we want to empower you in every stage of your life. We’ve teamed up with The Balance to provide financial content for the most important milestones in your life. You can find this article and more at the State Farm Learning Center, which offers information, tips and advice on everything from becoming a new parent to planning for life after retirement.