¿Debe Usted Pagar sus Préstamos Estudiantiles o Ahorrar para su Jubilación?

¿Debe Usted Pagar sus Préstamos Estudiantiles o Ahorrar para su Jubilación?

Vea cómo balancear estas dos prioridades financieras importantes.

Usted acaba de obtener su primer empleo. También está cargando con la deuda del préstamo estudiantil (¡gracias, universidad!) y ahora el representante de recursos humanos le está preguntando qué porcentaje de su sueldo desea poner en el plan 401(k) de la empresa.

Usted asume que no puede comenzar a ahorrar para la jubilación hasta dentro de una década, mientras paga sus deudas. Sin embargo, debe considerar seriamente ahorrar algo para el futuro; siga leyendo para averiguar por qué.

El dinero que contribuye su empleador es básicamente gratis.

Si su empleador ofrece una contribución complementaria, usted debe aportar suficiente dinero a su cuenta de jubilación para aprovechar al máximo la contribución del empleador, de lo contrario, usted está dejando dinero sobre la mesa.

Digamos que usted tiene un salario anual de $50,000 y su empleador ofrece igualar su contribución al plan 401(k) hasta el cinco por ciento. Eso significa que si usted contribuye $2,500, su empleador aportará otros $2,500. ¡Gratis!

La contribución complementaria de su empleador es la forma más fácil de duplicar su dinero, y el único rendimiento garantizado que encontrará. Esta debe ser su prioridad número uno.

A los 35 años debe haber ahorrado el equivalente a su ingreso anual.

Tal vez se esté preguntando: "¿Cuánto necesito para jubilarme?" Desafortunadamente, esa no es una pregunta fácil de responder cuando su jubilación está a décadas de distancia.

Mejor asuma el objetivo de tener en sus cuentas de jubilación por lo menos el equivalente al ingreso de un año para cuando usted tenga 35 años.

Si aprende a administrar su dinero y a partir de los 25 años contribuye anualmente el 10 por ciento de sus ingresos a su fondo de jubilación, acumulará un año de salario para cuando tenga 35, incluso si no obtiene ganancias.

Para tener una mejor idea de cuánto ahorrar para su jubilación, ponga sus números en la calculadora de jubilación interactiva de State Farm.

El interés compuesto es su amigo.

¿Piensa que es demasiado joven para empezar a planear su jubilación? Estas dos palabras podrían cambiar su opinión: interés compuesto.

Imagine que usted invierte $1,000 a un interés anual del 10 por ciento. Después de un año, esto se convierte en $1,100. Bastante básico, ¿verdad?

Pero después de dos años, esto se convierte en $1,210; en tres años, crece a $1,331, y en cuatro años, ya es $1,464. El interés que está acumulando está también generando intereses. Es por esto que usted obtuvo $100 durante el primer año y $133 en el cuarto año.

Esto no es una garantía de rendimiento, es simplemente para ilustrar que mientras más joven sea cuando empiece a invertir, más tiempo tendrá para aprovechar el poder del interés compuesto.

El mercado de valores puede producir fuertes ganancias a largo plazo.

¿Está familiarizado con el S&P 500? Es un índice que rastrea a cerca de 500 grandes empresas con cotización oficial en los Estados Unidos.

Retrocedamos el reloj y observemos desde 1928 hasta 2014. Este tiempo incluye un total de 43 períodos de 40 años consecutivos -como de 1974 a 2014, o de 1973 a 2013.

Si una persona hubiera invertido dinero en un índice que rastrea al S&P 500 y mantenido su dinero ahí a lo largo de esos 40 años ¿que habría sucedido? El rendimiento compuesto habría fluctuado entre el 9 y 12.5 por ciento, según un estudio de la agencia Marketwatch.

Por supuesto, el rendimiento pasado no es un indicador de futuros resultados. Además, las transacciones frecuentes, los impuestos y las cuotas pueden disminuir los rendimientos. Dicho esto, las inversiones a largo plazo pueden ser, claramente, una estrategia lucrativa para su jubilación.

Sus contribuciones de jubilación tienen ventajas tributarias.

Las cuentas de jubilación tienen importantes ventajas fiscales.

Usted pospondrá el pago de impuestos en las contribuciones a un plan tradicional 401(k) o IRA, y este dinero seguirá creciendo con impuestos diferidos mientras esté en su cuenta.

Con un Roth 401(k) o un Roth IRA, usted pagará impuestos al momento de hacer la contribución, pero cuando retire ese dinero al jubilarse, el crecimiento acumulado (ganancias de capital y dividendos) estará libre de impuestos.

Además, si su ingreso bruto ajustado modificado es menor de $80,000 (o $160,000 si está casado y presenta una declaración de impuestos conjunta), puede calificar para una deducción especial en el interés de su préstamo estudiantil.

Es posible presupuestar para ambos.

Claro, usted podría usar una calculadora de pago de préstamos estudiantiles para tratar de encontrar los números más precisos que pueden ayudarle a liberarse de esa deuda. Pero tal vez no debe abordar esta pregunta con tanta precisión.

Considere esta estrategia: Ponga 10 por ciento de sus ingresos para pagar sus préstamos estudiantiles y otro 10 por ciento para su fondo de jubilación. Si se siente ambicioso, ponga además de 5 a 10 por ciento en un fondo de emergencia y ahorro para otras metas a largo plazo, como una boda o el enganche para una casa.

At State Farm, we want to empower you in every stage of your life. We’ve teamed up with The Balance to provide financial content for the most important milestones in your life. You can find this article and more at the State Farm Learning Center, which offers information, tips and advice on everything from becoming a new parent to planning for life after retirement.